¿Puede la industria creativa ayudar a cambiar el mundo?

A propósito del impacto político, económico y social que está generando la pandemia del Coronavirus, sumado a cuestiones como el calentamiento global, el hambre e incluso los conflictos sociales, surgen interrogantes frente al papel del sector creativo y de contenidos como parte de la solución a los grandes problemas de la humanidad, temas que serán abordados en +Cartagena 2020.


A lo largo de la historia, la industria de los contenidos ha tenido un gran poder de influencia en las personas. La publicidad, por ejemplo, además de cumplir su función de buscar y persuadir al consumidor para que decida adquirir un producto o servicio específico, tiene una inmensa responsabilidad en la transmisión de ideas, valores y creencias.


En las últimas décadas, el mundo cambió y sigue haciéndolo vertiginosamente. El desarrollo y la tecnología han traído grandes beneficios a la humanidad, pero también han abierto brechas, peligros e interrogantes. Y en potenciar los beneficios, acortar las brechas y minimizar los riesgos, todos tenemos un papel y una responsabilidad.


Temas como el hambre, la reducción del agua potable, el deterioro ambiental, el cambio climático y la contaminación generados por el proceso productivo de algunos bienes, la desigualdad y la discriminación -social, laboral, racial o de género- y los conflictos sociales -confrontaciones, protestas y migraciones- son algunas de las grandes preocupaciones de la humanidad que, sumadas a la crisis actual de la salud ante la llegada de pandemias como la del coronavirus - Covid-19 y enfermedades como la obesidad o el VIH, han sido objeto de priorización por los gobiernos del mundo y se han convertido en parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para el año 2030.


Y en cada una de estas preocupaciones se atribuye responsabilidad o se espera acción tanto del sector productivo como del sector de contenidos por su gran poder influenciador en la sociedad. De ahí que la Cumbre Latinoamericana +Cartagena haya decidido enfocar sus ejes temáticos para este 2020 en torno a la forma como la industria productiva y de contenidos está asumiendo la responsabilidad en cuanto a los grandes problemas de la humanidad.


En medio de este panorama, se hace necesario aceptar de una vez por todas que vivimos en la era de la incertidumbre y que nos debatimos incesantemente tratando de encontrar respuestas personales en medio de una realidad en la que, por primera vez sobre la tierra, conviven cuatro generaciones con gustos, hábitos y valores disímiles.


Y es en este punto donde las personas esperan contar con el poder de las ideas que tiene la industria creativa y con la conciencia de la responsabilidad que le atañe como generadora de contenidos e impulsora de sentimientos y emociones, hábitos y tendencias, además de su contribución a moldear y transformar realidades.


Hace un par de años Ximena Tapias, presidente de la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias (UCEP) mencionó, durante la inauguración de la Cumbre Latinoamericana +Cartagena, que "tenemos un inmenso poder, pero también un enorme deber que nos obliga a nunca perder la conciencia de lo ético y de los valores que queremos defender y propiciar como individuos y como sociedad".


No es casualidad entonces que la publicidad y los contenidos emitidos por marcas y organizaciones comiencen a hacer cada vez más vigente y frecuente la difusión de mensajes asociados a valores como la cohesión social, la comunicación de la responsabilidad social y el consumo responsable. Este comportamiento demuestra que se está cambiando el paradigma y que la industria está comenzando a asumir su papel de influenciador a beneficio, no solo de un resultado comercial, sino del bienestar de la humanidad.


Hoy, vivimos en un tiempo de desapego y desarraigo en el que somos ciudadanos del mundo y queremos explorarlo sin ataduras; una era de despertar de la conciencia en la que se empieza tímidamente a hacer prevalecer el ser sobre el tener. Estamos en un mundo en el que, gracias a las tecnologías, prevalece más lo intangible sobre lo físico, lo sutil sobre lo material, los servicios sobre los bienes.


Y es que mientras más nos conectamos, más requerimos de espacios y tiempos de recogimiento, de silencio y de reencuentro con nosotros mismos en una búsqueda constante de respuestas que contribuyan a delinear nuestra propia identidad y el papel que cumpliremos como empresas, como creadores y como ciudadanos en este corto tránsito por este camino al que llamamos vida.

RECIBA LAS NOVEDADES

DE +CTG

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

EN LÍNEA

Prensa

Blog

FAQ

Contáctenos

English

+CTG - Todos los derechos reservados ® 2020    |    inscripciones@mascartagena.co | Cel. +57 314 479 2686

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco