No se crea, no se destruye, se transforma en renovable

TOMADO DE SEMANA.COM

Atlas Renewable Energy, con cuatro años en el mercado y que ya cuenta con 14 proyectos que totalizan más de 2,200 megavatios en América Latina, proyecta tener una capacidad instalada de más de 800 megavatios en Colombia en los próximos cinco años.

Atlas Renewable Energy cuenta con 14 proyectos contratados en América Latina, de los cuales diez están en operación, tres en construcción y uno en desarrollo. - Foto: Cortesía Atlas Renewable Energy


Atlas Renewable Energy forma parte del fondo británico de inversión Actis, y fue fundada en 2017 con el objetivo de invertir en proyectos a gran escala de energía renovable. Desde entonces, la compañía se ha dedicado a desarrollar, financiar, construir y operar proyectos de energía renovable en la región.


Hoy cuenta con 14 proyectos contratados en América Latina, de los cuales diez están en operación, tres en construcción y uno en desarrollo. Atlas tiene operaciones en México, Chile, Brasil y Uruguay, su casa matriz está basada en Miami y cuenta con un equipo de más de 145 profesionales con amplio conocimiento del sector en toda la región. En el caso de Colombia, Serrano explica que la razón por la cual no tenían presencia aún era el poco interés que había por ejecutar contratos de compraventa de energía a largo plazo. Adicionalmente, no había un marco regulatorio que incentivara a los grandes consumidores a comprar energía a largo plazo, algo que ha venido cambiando en los últimos dos años con los esfuerzos que ha realizado el Gobierno como parte de la transición energética.

Adicionalmente, la reducción significativa en los costos de implantación de las diferentes tecnologías, ha hecho que el precio de la energía ofrecida a través de renovables sea muy competitivo. Serrano explica que los grandes consumidores y distribuidoras están interesados en bajar sus costos promedio de energía y tener una fracción de su demanda contratada con fuentes renovables. La empresa proyecta tener una capacidad instalada de más de 800 megavatios en el país en los próximos cinco años. “Queremos contribuir a que las compañías en Colombia tengan una energía más limpia en su cadena de suministro como lo hemos hecho en otros mercados con clientes de distintos sectores, como el petroquímico y minero, así como también impulsar los planes de descarbonización de las ‘utilities’ que buscan decomisionar sus plantas generadoras a base de carbón y reemplazarlas por fuentes renovables”, concluye Serrano.