La innovación empresarial se nutre de la inteligencia de sus consumidores

Ecuación 4: Educación + Innovación = Sostenibilidad


Un consumidor educado es un ciudadano mejor, bajo este propósito también pueden actuar las marcas, pues tienen la capacidad de educar a través de sus mensajes y acciones.

Con mucha razón se afirma que las marcas educan a sus audiencias. Más allá de la tendencia del “content marketing” la responsabilidad de las compañías es agregar valor a la sociedad, a través del mejoramiento de las personas y para ello la educación es herramienta clave.


Las marcas como grandes referentes de las personas en cuanto a su poder para hablar y ser escuchadas, a su convocatoria por la autoridad que ostentan en función de iconos y representantes culturales de la sociedad actual, tienen también una directa e irrenunciable responsabilidad con sus audiencias. Sin importar la cuantificación del público al que cada marca dirige sus comunicaciones, los medios que se usen para transportar los mensajes y las respuestas de los públicos, las compañías tienen en las marcas la representación de un poder de influencia sobre el mundo. Es decir, que tienen el poder de educar a sus audiencias. En este particular dice la UNESCO “La educación debe ser transformadora y permitir que tomemos decisiones fundamentadas y actuar de manera individual y colectiva con miras a cambiar nuestras sociedades y cuidar el planeta”.


En función de la sostenibilidad y del desarrollo, las empresas encuentran que su trabajo de muchos años da frutos y que su labor más allá de ganancias o utilidades muestra también una rentabilidad evidente que se refleja en la calidad de vida de los ciudadanos. Es así como de la simple transmisión de contenidos comerciales, los anunciantes hoy han pasado a emitir contenidos de valor que empoderan a las audiencias, para que ellas libremente y a su propia iniciativa puedan participar del desarrollo y el cambio que benefician tanto a la sociedad como el planeta. Los diferentes actores de la industria encuentran que actualmente la educación para el desarrollo sostenible puede proporcionar a los ciudadanos “los conocimientos, las competencias, las actitudes y los valores necesarios para superar los desafíos mundiales interrelacionados a los que debemos hacer frente, fundamentalmente el cambio climático, la degradación medioambiental, la pérdida de biodiversidad, la pobreza y las desigualdades”, como lo sugieren las Naciones Unidas. Lo anterior se traduce en más opciones y campos de acción en los que las marcas deben hacer presencia activa, y para ello pueden y deben valerse de la educación de sus audiencias.


El 2021, con ocasión de la sexta edición de +CTG, la Cumbre Latinoamericana de la Economía Creativa, y también en concordancia con las Naciones Unidas que lo designaron como el “Año de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible”, el escenario sirvió para que se aborde esta tendencia desde puntos de vista que enriquecieron el espectro de posibilidades que tienen o pueden desarrollar las empresas, en aras de fortalecer la labor de las marcas como generadoras de riqueza social y de bienestar. Contenidos relacionados con áreas en las que las marcas y sus beneficiarios forman “esferas de conocimiento compartido”, fueron temas de discusión y se sumaron a otros como: las plataformas de educación online, el marketing deportivo que a expensas de sus actividades logra involucrarse en aspectos asociados a la salud pública; la consolidación de los espacios culturales públicos y privados como escenarios donde las marcas intervienen para enriquecer el conocimiento y generar cambio social, y las mismas iniciativas que desde las corporaciones surgen para que exista un consumo co-responsable.


Sin duda, la ecuación definida como EDUCACIÓN + INNOVACIÓN = SOSTENIBILIDAD, puede generar condiciones inmediatas y a largo plazo para que tengamos consumidores mejores y protagonistas de un mundo posible.


Lo anterior, junto con otras cinco ecuaciones de valor para desarrollar la sostenibilidad desde la producción y el consumo responsables son la oferta de valor de +CTG , que en su versión 2021 se presentó online. El ingreso a los contenidos fue gratuito y se llevó a cabo en el marco de GFACCT (Gran Foro Mundial de Artes, Cultura, Creatividad y Tecnología) del 6 al 9 de septiembre. #ElPresenteQueExigeElFuturo.