• +CTG

Desempleo digital, la gran amenaza para Latinoamérica

Las ventajas que trae consigo la llamada IA – Inteligencia Artificial – no ocultan la preocupación de muchos que consideran que el riesgo de perder nuestros empleos es un hecho inminente. +CARTAGENA presentará las transformaciones derivadas de la relación entre el hombre y la máquina y su implicación en la creatividad, el marketing y la estrategia.




Antes de morir, Stephen Hawking afirmó que la máquina iba a desplazar al trabajador humano, más pronto que tarde.


Todo cambio genera incertidumbre. Los expertos en comportamiento humano designan a este principio como “aversión al riesgo”. Esta es una de las bases de la llamada economía conductual y tiene que ver con el natural pesimismo y sensación de amenaza cuando lo que damos por sentado súbitamente se cuestiona. Los tiempos digitales, donde la inteligencia artificial define los cambios en tiempo real han remecido los cimientos sociales y por consiguiente lo que hemos conocido como sistemas sociales, económicos y políticos.

Son muchos los puntos de vista que auguran un apocalipsis laboral casi que inminente. Por ejemplo, y de acuerdo con la consultora McKinsey en los próximos cinco años el 30% de las tareas podrán automatizarse así como el 60% de las ocupaciones existentes. “La cuarta revolución industrial ya está en marcha y se espera que para 2025, la cifra de empleos que serán remplazados por agentes informáticos, ascienda a 140 millones de trabajos” según PWC.


A su vez, el Foro Económico Mundial, en su informe anual de 2016 ya afirma que con la “tormenta perfecta” de cambios tecnológicos y factores socio-económicos, para 2020 se perderán 5 millones de empleos.


Como ejemplo concreto, los denominados “bots” – programas informáticos que efectúan automáticamente tareas repetitivas- cuestan 90% menos que un empleado en Australia. Un empleado vale 80,000 dólares al año en Estados Unidos y un "bot" vale cerca de 15,000 dólares afirma un artículo de Forbes.


Según estimaciones estadísticas de dos economistas del MIT, el turco Daron Acemoglu y el colombiano Pascual Restrepo, “un robot por cada 1.000 trabajadores ha reducido el empleo en la población entre 0,18 y 0,34 puntos porcentuales, y han hecho que los salarios caigan entre un 0,25% y un 0,5%”.


El Foro Económico Mundial considera que América Latina y el Caribe es una de las regiones con menores niveles de habilidades. Y por lo tanto, es uno de los escenarios llamados a crecer en este sentido y por lo tanto, pueden ser epicentros de oportunidad en el que industrias como las relacionadas con la creatividad tienen mucho por aportar.


Cerca del 60% de los puestos de trabajo en los países latinoamericanos analizados por el Banco Mundial son susceptibles de automatización. No es gratuito entonces que en la región se esté hablando de innovación inminente y que se estén dando pasos gigantes hacia las economías creativas como camino de salvación regional. “Desaprovechar esta revolución por no habernos preparado para enfrentarla es el mayor riesgo que corre la región” reitera un documento del Foro Económico Mundial.


Si bien es cierto que la llegada de las máquinas al mundo laboral es inminente, también lo es que en principio ellas se ocuparán de labores consideradas como “pesadas” o repetitivas. Algunos estudiosos ya predicen que los robots generarán incrementos en la producción que a su vez se traducirán en aumento de ganancias para las compañías y por ende de mayores posibilidades de beneficio social tales como más dinero recaudado en impuestos y menos tiempo perdido en incapacidades laborales, por ejemplo. Se espera también que los empleos “mecánicos” den paso a más labores especializadas y rutinarias.

De acuerdo con la consultora Vision Mobile, para 2020 “se necesitarán 4,5 millones de especialistas en inteligencia artificial y hoy son pocos los organismos que se dedican a la captación y capacitación de personas”.


Este fenómeno, por ejemplo, será uno de los temas de +CARTAGENA, que se llevará a cabo en octubre de 2108. Desde diversas perspectivas, la Cumbre Latinoamericana de Comunicación, Creatividad, Innovación y Mercadeo se ocupará de las transformaciones derivadas de la relación entre el hombre y la máquina. De la mano de expertos y líderes inspiradores con distintas perspectivas: creativos, técnicos y expertos el encuentro internacional mostrará a los asistentes cómo las tecnologías emergentes están modificando la manera de ser de la creatividad, del marketing y de la estrategia; cuál es el verdadero alcance de la Inteligencia Artificial y si esta constituye amenaza real para la humanidad, y qué tan cercana está la democratización y expansión de estas tecnologías para su uso generalizado en el marketing y la creatividad.

Jesper Rhode, conferencista de +CTG

Entre otros, Jesper Rhode, un experto en transformación empresarial, creatividad e innovación digital a nivel mundial, consultor y conferencista de Hyper Island, la reconocida escuela sueca de innovación, hablará acerca del potencial, los límites y la realidad actual de la inteligencia artificial.





Ciro Sarmiento, conferencista de +CTG

Y a través de la visión, perspectiva y casos de éxito de creativos de reconocimiento mundial, entre ellos Ciro Sarmiento, uno de los líderes creativos Latinoamericanos más importantes de los Estados Unidos, la audiencia conocerá porqué la emoción y el riesgo que crean vínculos son exclusivos de una creación del talento natural.




Dario Debarbieri, conferencista de +CTG

Para expertos como Darío Debarbieri, CMO de Watson Customer Engagement de IBM para Norteamérica y quien también será orador en +Cartagena 2018, la presencia del humano en el ciclo de valor no será sustituida por las máquinas, toda vez que son las personas el centro de los negocios, lo que hoy se llama “Human Centered”. Sin embargo, son las empresas las que están obligadas a re-educar a sus colaboradores ““Dentro de los próximos 5 años vamos a tener un déficit en este sentido, es decir, alrededor de 2 millones de personas que no van a tener los skills suficientes para poder incrementar y utilizar este tipo de tecnologías. Y esto le va a costar a las empresas una cuota de innovación”, afirmó en declaraciones para aetecno durante un encuentro sobre este tema llevado a cabo en Montevideo.

En resumen, este es el único y mejor momento que tenemos para definir políticas que favorezcan a las personas sin sacrificar el desarrollo y las oportunidades que trae la cuarte revolución industrial. El reto es el de sustituir modos de trabajo a cambio de eliminar trabajadores. Y para ello, la economía creativa puede darnos las claves.

RECIBA LAS NOVEDADES DE +CTG

+CTG - Todos los derechos reservados ® 2019  |  inscripciones@mascartagena.co | Cel. +57 314 479 2686