De la IA y “otros demonios”: retomando el control

Una mirada a dos visiones sobre el impacto de la Inteligencia Artificial (IA) en la humanidad: desde los grandes desarrolladores de tecnologías que consideran que la máquina en breve podrá sustituir al hombre, generar desempleo y revolucionar las relaciones humanas, hasta los científicos expertos que para quienes el término de Inteligencia Artificial ha sido “secuestrado” por mercadólogos y publicistas atribuyéndole un poder y un futuro que no resulta científicamente previsible.


Por: Mónica Trujillo Coordinadora Académica- Cumbre Latinoamericana #MásCartagena


Empecemos por el principio. La IA es una tecnología emergente -TE-. Si bien se trata de una definición compleja y poco uniforme, el término de tecnología emergente se usa para “señalar la emergencia y convergencia de nuevas tecnologías, con potencial de demostrarse como tecnologías disruptivas”(1).


Lo claro es que “Las nuevas tecnologías están redefiniendo las industrias, borrando las fronteras tradicionales y creando nuevas oportunidades a una escala nunca antes vista” (2) . Y esta funcionalidad resulta aplicable a múltiples actividades humanas y sectores tan disímiles como el de la salud, la agronomía, la robótica, la ciencia nuclear, y muchos más hasta llegar a la mercadotecnia y a la creatividad.


La velocidad con la que surgen estas tecnologías hace que cada año se dé una nueva categorización. Estas dos premisas (funcionalidad y velocidad) generan para solo dar un ejemplo, que mientras en el año 2018 las 10 tecnologías emergentes del año incluían desde la impresión de metales en 3D hasta los embriones artificiales, pasando por la Inteligencia Artificial en la nube, para el 2019 encontramos consideradas como tales desde la predicción de nacimientos prematuros, la hamburguesa de vaca sin vaca y las vacunas personalizadas contra el cáncer hasta las aplicaciones de la IA tales como los “asistentes“ que hablan casi como los humanos. (MIT Technology Review'). De tal magnitud, diversidad y velocidad son estas tecnologías emergentes.


¿Qué significa esto? Que, con excepción de los expertos e investigadores, no alcanzamos a asumir lo que una tecnología nos ofrece cuando ya estamos enfrentados a su evolución, al siguiente nivel. Significa también que usualmente, tenemos más facilidad para aprender términos y en el mejor de los casos utilizar sus aplicaciones que para comprender su dimensión. Y no me refiero a comprenderlos técnicamente, pues esto puede no tener relevancia si no se es experto sino usuario. Pero comprender implica también tener la suficiente información para apropiarlos, entender su potencial y dimensionar sus riesgos. Y eso sí es necesario cualquiera que sea la disciplina humana en la que se utilizan.


La IA en términos simples son programas de computación diseñados para realizar determinadas operaciones, que mediante mecanismos de radiotransmisores y la utilización de algoritmos matemáticos, “simulan” actividades y comportamientos que se consideran propios de la inteligencia humana. Y en el acto real y potencial de la imitación del comportamiento humano, en mi opinión, encontramos el mayor potencial, pero también el mayor riesgo de la IA.

El mayor potencial porque mediante su uso y el de las aplicaciones derivadas de esta tecnología podemos encontrar la mejor herramienta para simplificar procesos, para sustituir y aún mejorar la intervención humana en actividades repetitivas, mecánicas y automatizadas. El mayor riesgo porque si no somos conscientes del valor verdadero y diferenciador del raciocinio y de la creatividad humana, podemos sentir la amenaza latente que significa para reemplazarnos.


Y en este paradigma, las posiciones son tan diversas como polarizadas. Desde las de los grandes desarrolladores de tecnologías sustentadas en la IA que consideran que la máquina en breve podrá sustituir al hombre, generar desempleo, revolucionar las relaciones humanas al estilo de las grandes creaciones cinematográficas de ficción y de promesas apocalípticas (2001: Odisea del espacio, Blade Runner y otras) hasta los científicos expertos que han llegado a considerar que el término de Inteligencia Artificial ha sido “secuestrado” por mercadólogos y publicistas atribuyéndole un poder y un futuro que no resulta científicamente previsible. ¿Por qué? Esencialmente, porque la Inteligencia Artificial, no es inteligente. No al menos en términos de la inteligencia humana. A afirmaciones como “No existe ninguna inteligencia artificial que equivalga a la mente de una persona”(3) se suman a conceptos científicos que estiman que la IA es por ahora débil en extremo con una capacidad limitada a resolver tareas únicas y contextualizadas y con el gran riesgo de lo que se denominan “olvidos catastróficos” y que estiman que las técnicas de IA hoy disponibles no han avanzado mucho desde hace 30 años, pero ha mejorado es la disponibilidad y la infraestructura de datos para permitir su analítica. (Alexandra Kirsch, Om Malik, Gary Marcus, entre otros)


Aleksandra Przegalinska, conferencista de #MásCartagena 2019, filósofa experta en la relación hombre-máquina y los desafíos que enfrentaremos en el futuro con la IA, considera que las máquinas enfrentan varios obstáculos. “El principal obstáculo es el desarrollo muy lento de la computación afectiva, que es el tipo de computación relacionada con la emoción y la sensación. Las máquinas no pueden realmente contextualizar el mundo como lo hacemos nosotros” (4). Sin embargo, para esta investigadora, es indudable que a través de la inteligencia artificial, vamos a cambiar a la humanidad, a transformar a los seres humanos y a vernos obligados a dar respuestas filosóficas y éticas a los efectos que entraña.


Este escepticismo contrasta con la posición casi mítica que se le concede a la IA artificial por visionarios tecnológicos como Elon Musk CEO de Tesla y de Space X, que asegura que “o los humanos se fusionan con las máquinas, o la inteligencia artificial nos hará irrelevantes” (World Government Summit en Dubai), futuristas como Ray Kurzweil o gigantes como IBM, MICROSOFT, GOOGLE o Facebook que apuestan a una rápida evolución de la IA. Obviamente, Musk ya evidencia su proyecto de conectar, a través de chips implantados, el cerebro humano a la Internet; así que sus apuestas están claras bajo la motivación expresada en diversos ámbitos, de que el riesgo que representa hay que convertirlo en beneficio para la humanidad.


Jack Ma, CEO de Alibaba es notoriamente pesimista no frente al desarrollo de la IA sino frente a sus efectos negativos si la sociedad no los previene desde ya y trabaja para convertir a las máquinas en socios más que en sustitutos (5). Para Ma, “La inteligencia artificial y otras tecnologías le causarán a las personas más dolor que felicidad en las próximas tres décadas" (6).


Lo que es si ya una realidad, es que ciertas actividades están siendo crecientemente sustituidas por la IA y que es necesario conocer y comprender cómo se irá transformando la actividad productiva y la sociedad en función de su evolución.


Vendedores de seguros, Cajeros y empleados bancarios, Analistas financieros, Obreros de la construcción, jefe de inventario y repositor, Trabajadores agrícolas, Choferes de Taxi, Obreros industriales, Periodistas, Estrellas de cine, entre otras actividades y oficios son los más vulnerables a esta sustitución. A la vez, los profesionales en carreras creativas, en tecnología o en salud, en las que sea central la toma de decisiones sobre relaciones, se verá favorecida por la próxima ola de automatización del trabajo según expertos como Burton-Cartledge (7).


Jeff Bezos considera que “es muy poco probable que las máquinas y la inteligencia artificial dejen a los humanos sin trabajo”, según dijo a Walter Isaacson en entrevista para el Cipriani Wall Street, a pesar de que en el año 2014 ya manifestaba que la IA era la mayor amenaza existencial para los humanos (8).


¿De qué lado está usted? ¿Cree que la tecnología emergente, la IA y sus aplicaciones y desarrollos, todos necesarios en la industria de contenidos es y será una herramienta útil para potenciar el talento humano? o concibe posible como el cuento “El incidente del Tricentenario” de Isaac Asimov, ¿que para 2176 el presidente de los Estados Unidos es un robot inteligente?


Como sea, según expresé anteriormente, lo que no podemos omitir es la suficiente información para apropiarlos, entender su potencial y dimensionar sus riesgos. Cuál es su potencial desarrollo, en general para la interacción social y cultural, cuál la aplicación concreta a la disciplina de las economías creativas, cuáles consideraciones éticas debe hacerse la humanidad para impedirse perder el control y ver en las máquinas la pesadilla existencial que anuncian los grandes visionarios.


Przegalinska considera que, si bien no será un proceso tan rápido, “…realmente hay que tener cuidado. Creo que lo más importante que debemos hacer en este momento, creo que muchos científicos comparten esta opinión, es entender realmente lo que está sucediendo en el proceso de aprendizaje automático, ya que se convierte en una caja negra para nosotros.” “Si no entendemos el aprendizaje automático, no sabremos lo que está sucediendo dentro de la máquina y no sabremos cuándo decidir detenerla, lo que es demasiado peligroso. No sabemos cómo aprenden las máquinas o cómo adquieren conocimiento. Incluso los ingenieros que diseñan programas de software que pueden competir con los humanos no lo entienden completamente" (9).


En #MásCartagena 2019, varias serán las temáticas presentadas por líderes de diversas disciplinas que nos llevarán por los caminos de la IA para comprenderla tanto en sus aplicaciones para el sector como en sus riesgos y oportunidades para Latinoamérica.


Para solo mencionar algunos, porque el tema de tecnologías emergentes es transversal a todas las presentaciones, tendremos a Juan Pablo Rodríguez, Líder del área de Business Data Science en Accenture Applied Intelligence. Durante su conferencia “Inteligencia Artificial: Derribando Mitos”, a partir de la utilización de ejemplos relacionados con aplicaciones y plataformas como Alexa, Duplex, Waymo, Netflix, Waze y otros casos, aportará a la comprensión del Machine Learning, Deep Learning, y cómo se aplica en empresas como Facebook, Uber, Shazam y otros casos de nuestro negocio.


En las "Relaciones con las máquinas, ¿qué hay para nosotros los humanos?” Aleksandra Przegalinska nos llevará a pensar qué tan posible es que la IA identifique lo que emociona y sensibiliza al individuo y cuánto se proyecta que evolucionará la IA para facilitar la relación del hombre con la máquina.


Audrey, Wu Co-fundadora y CEO de CONVRG, plataforma de voz y mensajería de Estados Unidos, y una de las 25 personas de chatbot más influyentes del mundo, experta en innovación tecnológica, colaboradora habitual de AdWeek, nos permitirá conocer hasta qué punto y con qué proyecciones futuras los Chatbots, asistentes de voz, facilitan las relaciones cliente-marcas y cuánto nos falta por entender que esta automatización derivada de la IA está en crecimiento. También nos presentará cuáles son los límites en la simulación de su comportamiento como humano para sortear las brechas y construir una buena experiencia en la interacción.


John Myers, líder innovador en los paradigmas de gestión de datos emergentes como las aplicaciones de Big Data y los almacenes de datos de acceso NoSQL., considerado como uno de los "100 Mejores Influenciadores de Big Data" en los últimos años, abordará en su conferencia “Controlando la ola de la marea: cómo dominar la avalancha de datos en su organización” -refiriéndose a datos derivados de fuentes internas de datos de aplicaciones tales como los sistemas de puntos de venta, los datos externos de las redes sociales y las nuevas fuentes de datos de Internet de las cosas (IoT)-; cómo estos pueden ser abrumadores tanto para los stakeholders como para los departamentos de tecnología, pero se pueden administrar y gobernar mediante la analítica para hacer el mejor uso en la inteligencia comercial y en inteligencia artificial.


Jeffrey B. Kratz, Experto en adopción de tecnología en la nube, inteligencia artificial, ciberseguridad, aprendizaje automático e Internet de las Cosas (IoT), con más de 25 años de experiencia en liderazgo tecnológico global y hoy Gerente General para América Latina, Canadá y el Caribe en el Sector Público Mundial de Amazon Web Services - uno de los gigantes que más apuestan a en la expansión y la democratización de las tecnologías emergentes-, nos hará ver el impacto que tienen los servicios web en el desarrollo de medianas empresas, en la industria de la comunicación y cómo esto puede afectar las oportunidades de las próximas generaciones de talento creativo en la región.


Rafael Igual, Experto y Consultor de Transformación Digital, Constructor de Innovación y Asesor de Crecimiento y estrategias de marketing basadas en datos, analítica e inteligencia social y Fundador y CEO, SocialBizFactory Inc., nos guiará por la forma de comprender y anticipar el comportamiento de los consumidores, interpretar sus necesidades a través de múltiples variables y tomar decisiones en tiempo real aprovechando la tecnología, la Inteligencia Artificial (IA) / Machine Learning (ML) y dónde innovar y competir en igual de condiciones con las Big Techs & Startups. Lo anterior, será presentado en su conferencia "Futuro del marketing: más inteligente y menos artificial gracias a la tecnología".


Sí, de IA se habla en todos los eventos del sector. Pero nunca es suficiente para obtener la información necesaria para no perder el control del hombre sobre la máquina.


---------

Referencias:


(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Tecnolog%C3%ADas_emergentes

(2) Murat Sönmez, jefe del Centro para la Cuarta Revolución Industrial y miembro de la Junta Directiva del WEF https://www.cxo-community.com/2017/07/wef-estas-son-las-10-tecnologias.html

(3) (Pablo Gervás, Director del Grupo de Investigación en Interacción Natural basada en el lenguaje y el Instituto de Tecnología del Conocimiento de la Universidad Complutense de Madrid)

(4) https://www.techly.com.au/2017/09/22/philosopher-predicts-robots-will-destroy-humanity/

(5) https://expansion.mx/tecnologia/2017/04/24/jackma-en-30-anos-el-mejor-ceo-podria-ser-un-robot

(6) https://www.telemundo.com/lifestyle/2017/04/28/en-30-anos-el-mejor-ceo-sera-un-robot-descubre-la-opinion-del-magnate-jack-ma?image=8142572

(7) https://www.derby.ac.uk/staff/phil-burton-cartledge/

(8) Entre otras fuentes: https://www.telemundo.com/lifestyle/2017/04/28/en-30-anos-el-mejor-ceo-sera-un-robot-descubre-la-opinion-del-magnate-jack-ma?image=8142572

(9) https://www.techly.com.au/2017/09/22/philosopher-predicts-robots-will-destroy-humanity/


¡SUSCRÍBASE

A NUESTRO

NEWSLETTER!

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

+CTG - Todos los derechos reservados ® 2020    |    inscripciones@mascartagena.co | Cel. +57 314 479 2686

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco